Es bueno usar gafas de sol?

Niña con gafas de sol

Niña con gafas de sol

Cuando estamos en un curso de Yoga Ocular, suelen darse siempre dos preguntas frecuentes entre aquellos que estáis interesados en vuestra salud visual:
1.- ¿Debo llevar mis gafas siempre?
2.- Entonces, ¿las gafas de sol son buenas?, ¿debo llevarlas?

Sobre la primera pregunta ya tenéis respuesta, lo escribí en blog no hace mucho, leerlo, es interesante. Ahora hablamos de la segunda pregunta.

Bien, la pregunta es ¿se deben usar gafas de sol?. La respuesta inmediata está en tu mano debes valorar bien que hacer para el bien de tus ojos. Para mi la respuesta es NO. No obstante, si el uso de tus ojos en condiciones desfavorables es muy continuada, será SIpero déjame explicarme.

Antes de escribir, me gusta investigar, leer un rato sobre las opiniones de diferentes sectores con respecto al tema en cuestión. Hoy me encontré con comentarios como estos:
– «Demasiada luz dando en los ojos durante un día soleado hace que el iris de los ojos, se llegue a cerrar provocando que el individuo no vea correctamente. Los lentes de sol eliminan tal incomodidad porque bloquea la luz brillante que se dirige a los ojos».
– «Mayor protección frente a los impactos: La realización de algunas actividades deportivas conlleva la exposición de los ojos a posibles impactos».
«Evitar las arrugas. ¿Sabías que una excesiva exposición al sol acelera la aparición de arrugas? Si escondes tus ojos detrás de unos anteojos, evitarás que las malditas arrugas se aparezcan por allí antes de lo debido».

Demasiadas páginas en internet hay que hablan del uso de las gafas de sol con poco sentido común. La gran mayoría lo que quieren es lo de siempre… venderte unas!.

♦ La realidad es que los ojos son unos órganos bastante delicados, pero también bastante perfectos. Así pues, todos tenemos nuestras gafas de sol naturales y permanentes. Esta protección ocular natural se llama IRIS. Así de simple.

Sección simple de un ojo

Sección simple de un ojo

Cuando levantamos los párpados, permitimos que la luz penetre por el centro del iris, lo que llamamos pupila y se refleje en un tejido sensible a la luz, la retina, que está en el fondo interior del ojo, a modo proyección de película sobre pantalla en el cine, no sin atravesar antes el cristalino. Bueno, pues dado que nuestros ojos son órganos inteligentes, detectarán el exceso o defecto de luz y, como reacción inmediata el iris se extenderá de un modo natural, haciendo el agujerito (pupila) más pequeñito, y protegiendo la retina del exceso de luz natural. Del mismo modo, el iris se contraerá haciendo una pupila grande, para que en caso de poca luz pueda entrar más cantidad de esta y nos permita ver mejor. Suena lógico, verdad?

El uso continuado de gafas de sol, hace que el iris se «adormezca», de modo que no es que nos hagamos más «sensibles» a la luz intensa, sino que nuestro iris no está trabajando como debe. Llega un momento en el que no se es capaz de salir a la calle sin las gafas de sol… ¿te ha pasado esto?

♦ Hay que señalar, que hay casos en los que es necesario y muy importante la protección de nuestros ojos. Las personas que habitualmente conducen de día, deben protegerse de la continuada exposición al sol ya sea directa o indirectamente por reflejos en el asfalto. También si pasamos varias horas seguidas en la playa o en la nieve, está bien protegerse del sol. En estos casos, al igual que en la conducción habitual y algunos trabajos al aire libre, si es muy conveniente y recomendable la protección ocular por lentes protectoras con filtros.

Hay quien dice que disfrutar de la luz del sol es un modo de disminuir el riesgo de obtener problemas visuales… y estoy de acuerdo: http://www.essenciaidivulgacio.com/los-beneficios-luz-del-sol-para-los-ojos/

Disfruta de tus ojos, disfruta del sol. Usa tus lentes protectoras con filtros UV, pero sólo cuando sea necesario… tus ojos son para toda la vida…

 

4 comentarios
  1. Jesús
    Jesús Dice:

    Interesante teoría Berto.
    La verdad es que los argumentos que expones convencen, no obstante mis ojos claros son muy sensiles a la luz solar y prefiero usar gafas de sol.
    Pero lo que sí recomiendo, y lo descubrí contigo, son los baños solares. Con los ojos cerrados, mirar al sol, relajarse y no pensar.

    Un abrazo,
    Jesús

    Responder
    • Berto
      Berto Dice:

      Gracias por tu comentario Jesús.
      Cada uno debe determinar si se poneo o no las gafas de sol, es una elección personal y muchas veces estética, pero siempre respetable. De cualquier modo, todos los ojos pueden prescindir de las gafas de sol, aunque como ya comento hay circunstáncias que hace que el uso de estas sea necesario.
      Ahora, los baños solares, sí o sí… Mano de santo!!!
      Un abrazo,
      Berto

      Responder
  2. Inko
    Inko Dice:

    Muy interesante, ya lo creo!
    Desde mi punto de vista, la vida es movimiento.
    Me viene a la mente el agua ,que al estancarse (al quedarse quieta) se pudre. O la propia mente! ¿Habría mente sin los «movimientos» mentales?
    Y parece que en el caso de los ojos, usar de forma innecesaria y continuada elementos que les restan movimiento…es lo mismo que restarles vida. Me refiero a ese «adormecer» del que hablas o al «atrofiamiento».

    Muchas gracias por toda esta luz que viene directa a mis ojos!

    Responder
    • Berto
      Berto Dice:

      Muchas gracias por tus palabras, Inko.
      Y no sólo es innecesario usar elementos de los que ya disponemos de un modo natural y que nos restan libertad, sino que no tiene sentido muchas veces pagar por algo que ya tenemos, no crees? (bueno, a veces como explicaba en la entrada del blog, si es necesario…)

      Un abrazo!!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos: El responsable de este sitio es Berto Alós Matarredona. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado. Los destinatarios de los datos que me facilitas estarán alojados en los servidores de HostEurope, proveedor de hosting de esta web. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos