Ladrones de tiempo

ladrones de tiempo

ladrones de tiempo

Ladrones de tiempo… suena a película, verdad? Los ladrones de tiempo son reales y voy a tratar de hacer que los reconozcáis algunos de ellos en vuestra propia vida.

Cuando explico a una persona o un grupo de ellas en que consiste un curso de Yoga Ocular, esta persona o grupo de personas están atentas, disfrutando porque el tema les motiva. Preguntan sus dudas y se alegran de encontrar un método no agresivo de recuperación visual, que a su vez es sencillo de realizar y completamente natural además de efectivo, pero cuando hablo del tiempo que se necesita para hacer las tablas en casa….aaaamigo!! Entonces la respuesta en muchos casos es «¿una horaaaaa?» y luego añaden «¿y todos los días…? buf, imposible».

Cuanto me acuerdo de Manuel Palomar en esos momentos, durante mi curso de recuperación visual y en el posterior de formación como monitor de Yoga Ocular recuerdo bien sus comentarios cuando alguno de nosotros le decía que no habíamos tenido tiempo de hacer ejercicios esa semana. Manuel decía: «¿Tan pobre eres…?, ¿de verdad eres tan pobre que no tienes ni una hora al día para tu salud?» a lo que luego añadía… «que pena, no?». Y ahora lo estoy viendo yo en algunas personas, que pena, no?.

Y es que está claro que todos tenemos muchas obligaciones, claro está, entre el trabajo y su dedicación «extra», los niños con su atención especial, algo de deporte si se puede, la limpieza de la casa, las lavadoras, la comida, buf…. el tiempo se escapa y ¿cuantos días hemos dicho que  necesitaríamos de 25 a 26 horas al día para poder hacer las cosas de las que nos sentimos responsables….? pero de todas estas cosas, algunas son primordiales y hay otras que nos quitan el tiempo. Nos lo roban!!

Comenzamos por el trabajo, asunto inevitable mientras tengamos ese pequeño vicio de comer y pagar los gastos, verdad?. Bueno, pero ¿cuántos de vosotros no os respetáis a vosotros mismos y pasan las horas reglamentariamente asignadas y continuáis ahí? Es aquí donde el primer ladrón del tiempo hace su trabajo. Realiza tu trabajo lo mejor posible durante tus horas «legales» y respeta a quien quiera hacer esto de pasar el resto del día trabajando pero respétate tú y observa el tiempo cómo se va… Reacciona!!

El móvil. Herramienta de trabajo fundamental hoy en día y herramienta de comunicación efectiva para con los tuyos. Sí, pero ¿hasta dónde…? Cuando salimos del trabajo, el móvil-herramienta debería ser el móvil-apagado. En el momento algo o alguien nos obliga a hacer cosas constantemente nos convierte en esclavos, perdemos nuestra libertad porque nos roban el tiempo… ¿habéis probado a pasar medio día sin datos en el móvil? es una pasada, se siente como una relajación porque sabes que si alguien necesita algo «urgente» te va a llamar y se disfruta bastante, aunque no tanto como cuando uno sabe que los suyos están bien y apaga un rato el teléfono… esto es lo más !!! Y es que estamos literalmente, enganchados al señor Internet, el rey de los ladrones… Twitter, Facebook, correo electrónico, wassap, line, buuuf…. cuantos ladrones de tiempo juntos…. ¿y si wasseamos menos y nos hablamos más a la cara? ¿Dónde está ese café con los amigos? Desde luego, si alguien nos necesita nos llamará así que… ¿por qué tenemos tanta ansia con el correo y por sabes quien dice qué en las redes? Daros cuenta… nos estamos embobando!!!
Si utilizamos Internet con conocimiento, nos daremos cuenta de que un ordenador y un móvil SE PUEDEN APAGAR!!! Sorprendidos, eh? pues sí, así es… uno mira lo que necesita, chequea su correo una vez o dos al día, alguna cosilla más y… a vivir que son dos días y te pasas uno y medio ahí sentao!! Prueba a pasar ratos desconectado y verás… no te mueres ni nada!!

¿Qué tal va vuestra televisión? Sin entrar en cómo de manipulada está actualmente, puedo contaros que el tiempo medio diario que pasamos frente a la tele en España es de 3.7 horas. Esto si es un robo a mano armada… ¿y si hablamos más y vemos  menos tele? ¿Leer un buen libro quizás? ¿no tenemos vida propia?

Y qué me dices de esas personas que cuando las ves de frente ya piensas…buf… 10-15  minutos fijo. Pues sí, estas personas son ladrones de tiempo también. Y no es cuestión de si algún amigo necesita desahogarse, que va… esto es necesario para tu amigo y puede que para ti también. Hablamos de que te cuenten dos o tres veces lo mismo, que empalman una cosa con otra y casi no te deja decir palabra… y lo peor de todo es que el tema ni siquiera te interesa!, ¿a que conoces a más de uno? Pues sí, existen y posiblemente no sean conscientes de su modo de actuar, pero hay que aprender a decir educadamente «perdona, otro día hablamos que hoy voy a tope», o «me alegro mucho de verte, a ver si otro día tengo unos minutos y charlamos» o lo que te venga por la cabeza. Somos personas y hemos de respetarnos pero… que no te roben!!

En fin amigos, que el que no tiene tiempo para dedicarle una hora diaria a su salud ocular, puede hacer algo por encontrar este tiempo o algo más SEGURO y dedicarlo a su mejor afición, amigos, familia… lo que más te guste. 😉

Un abrazo y disfruta de tu tiempo libre.

 

8 comentarios
  1. Jesús
    Jesús Dice:

    Berto, este tipo de artículos me encantan porque son los que invitan a pensar.
    Cuando la gente dice «no tengo tiempo», es mentira; realmente quiere decir «tengo otras prioridades», porque todos tenemos tiempo para lo que queremos.

    Un abrazo,
    Jesús

    Responder
    • Berto
      Berto Dice:

      Hola Jesús, así es. Las personas tienen una lista no escrita de prioridades que les hacen sentir que no pueden dedicarle tiempo a otra cosa actividad. Lo interesante es darse cuenta de por qué no pueden hacer esta cosa nueva, analizar sus ocupaciones y sus pensamientos y ver el porqué. Hay que conocer cuál de nuestras actividades diarias nos «roba» el tiempo y delegar esta actividad o elegir decir NO a esa actividad para poder dedicarnos a algo que realmente nos guste y/o nos haga crecer como personas.
      Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Responder
  2. Aralar
    Aralar Dice:

    Hola Berto,
    No nos conocemos pero te sigo gracias al «señor Internet»; que es precisamente el que me descubrió el Método Bates, Manuel Palomar y el Yoga Ocular….
    Tienes TODA la razón en lo que has escrito y yo lo pienso cada día. De momento, ya no veo la televisión por la noche; navego por la red para leer blogs interesantes como el tuyo.
    GRACIAS.

    Responder
    • Berto
      Berto Dice:

      Hola Aralar,
      Me alegro de que el «señor internet» tenga algunas cosas buenas. Yo también pienso igual y utilizo internet tratando siempre de no dejar que me enrede, siendo yo quien tiene el control. Y gracias por tu opinión!!
      Encantado de conocerte. =)

      Responder
  3. Paloma
    Paloma Dice:

    Muy buena entrada y muy necesaria por la necesidad efectiva de que alguien nos recuerde que debemos tomar las riendas de nuestra vida. Yo soy una de esas personas y por eso puedo hablar desde ese punto. Me faltan horas al día para hacer todo lo que quisiera. La tele por ejemplo no la veo, pero ocupo mucho tiempo en otras cosas que es verdad que podría reemplazar por hacer el yoga ocular. Supongo que necesito cambiar el chip y concienciarme. Este artículo me hace pensar en ello, de manera seria… y te aseguro que conseguir eso ya ha sido un 1-0 a tu favor. Gracias.

    Responder
    • Berto
      Berto Dice:

      Hola Paloma,
      Se bien que a veces no es fácil quitarse de encima estos «ladrones de tiempo» pero con lo ocupados que estamos todos, es necesario al menos para conseguir una vida más relajada y disponer de tiempo para nosotros. Si tu opción es la del Yoga Ocular, bienvenida.
      Gracias por tu sinceridad.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos: El responsable de este sitio es Berto Alós Matarredona. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado. Los destinatarios de los datos que me facilitas estarán alojados en los servidores de HostEurope, proveedor de hosting de esta web. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos