Mira a lo lejos, practica yoga ocular

Playa de Pinedo, miércoles 11.02.2015

Playa de Pinedo, miércoles 11.02.2015

Al igual que el resto de vosotros, suelo estar ocupado con el trabajo, los niños, mis actividades fuera de casa (y dentro), y tantas cosas que todos tenemos, verdad? En ocasiones, uno debe decir basta y hacer algo que su cuerpo le pida, algo que te haga sentir que todo anda bien por dentro de ti… que te devuelva esa calma interior.
El miércoles fue uno de esos días para mí… Era por la mañana y ya tenía preparada la clase de yoga ocular de las 11h, así que me dije, voy a tomarme un par de piezas de fruta y descanso un poco, pero… que más podría hacer por mis ojos hoy? Ellos me pedían algo más… dejé llevar mis pensamientos y recordé que si me desvío 5 minutos tan solo del camino que me lleva a Nazaret, donde doy las clases de yoga ocular los miércoles y viernes, está la playa…. GUAU!!! Vivimos cerquísima de la playa y no lo recordamos… Eso es, esto es lo que necesito pero… hace mal día… doble GUAU!!! Me encantan los días feos, nubosos y fríos del invierno para pasear por la playa, así que… dicho y hecho. A almorzar a la playa! Pasé un ratito bien agradable mirando al horizonte, paseando por la orilla del mar y comiendo mis frutas… recuperé mi calma interior… mano de santo!! Os lo recomiendo al 100%.

Playa de Pinedo, miércoles 11.02.2015

Playa de Pinedo, miércoles 11.02.2015

¿Cuantos de vosotros habéis mirado durante el día de hoy a lo lejos? Y cuando digo lejos, me refiero a lejos de verdad… mirar al horizonte, o todo lo lejos que la vista es capaz de llevarte. Sí, no es una práctica habitual… pero, ¿por qué? Sencillamente, no disfrutamos de este pequeño placer porque no suele estar en nuestra mano o simplemente porque no nos lo planteamos como una necesidad e incluso un placer fácil de conseguir si disponemos de mar cerca (o río, o montaña, o un parque grande… todo vale si es naturaleza!). Y porque el día a día nos hace estar pendientes de cosas cercanas, e incluso muy cercanas. Mirar la pantalla del móvil es la peor de todas, pero pasar tantas horas al ordenador, tampoco es bueno… y si en los descansos miramos el móvil, pues apaga y vámonos!!
Además, pasamos demasiado tiempo entre cuatro paredes en nuestros trabajos o en casa y cuando miramos horizontalmente y a lo lejos, nuestra visión se queda en 2, 4 metros a lo sumo…? Es muy importante mirar a lo lejos para liberar la tensión de nuestros pequeños músculos oculares, y por tanto relajar la vista liberándola de esta tensión, que salgamos de esas cuatro paredes y pasemos ratos fuera de casa, al aire libre, mirando lo más lejos que podamos, descansando y relajando la vista. Mimándonos un poco.

Si no tenemos elección, sería una muy buena costumbre, cada 45 minutos de estar delante de un ordenador, dedicar 10 minutos a mirar lejos, a descansar tu vista. Seguro que puedes!! Las personas que fuman pueden salir a menudo y tú… ¿no puedes tú salir para mirar a lo lejos? Hazlo, te sentará muy bien.
También puedes hacerte un salpicado cada vez que pases por el baño, y cerrar los ojos (enviando tu mirada al horizonte lejano durante 4 – 5 segundos sin abrir los ojos) de vez en cuando, o hacer un palmeo aunque sea de dos o tres minutos nada más! Y si cuando sales a la calle, puedes dedicarle algún minuto para hacer un baño solar, ya tendrías a tus ojos bien contentillos. Son muy agradecidos, sabes?
Cuando miramos al ordenador por períodos largos, o al móvil, e incluso si leemos por períodos largos sin hacer pausas y descansar como ya he sugerido, nuestra vista se enfoca muy de cerca y acumulamos TENSION. Tensión que se va directa a amontonarse en los músculos que nos permiten la movilidad en varias direcciones y el enfoque a diferentes distancias. Dicha tensión, al igual que cuando se nos acumula en el cuello o la espalda, genera molestias. Las tensiones en los músculos oculares prolongadas y repetidas con el tiempo, generan una deformación del globo ocular, órgano blandito dicho sea de paso, provocándonos miopía, hipermetropía, astigmatismo… Déjate guiar, aprende Yoga Ocular y deja que tus ojos sean libres. Escúchalos!

Playa de Pinedo, miércoles 11.02.2015

Playa de Pinedo, miércoles 11.02.2015

Y en cuanto tengas unas horas para ti… ve al campo y olvídate el móvil en el coche. Eso sí que les gusta a tus ojos… y a tu cuello, y esa ansiedad de estar siempre con el móvil en el bolsillo, haciéndote sentir localizable, imprescindible… Aunque sabes quién lo agradece más que nadie? Los que te quieren. Ellos podrán disfrutar 100% de ti. Ah, que te vas sol@ a dar un paseo por el campo? Entonces… 100% para ti. Silencio, desconexión y reconexión contigo mismo.
Escucha tus ojos. Practica yoga ocular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos: El responsable de este sitio es Berto Alós Matarredona. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado. Los destinatarios de los datos que me facilitas estarán alojados en los servidores de HostEurope, proveedor de hosting de esta web. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos