¿Me quito las gafas?

gafas medievales

gafas medievales

Desde que se comenzaron a gastar gafas en la antigüedad hasta hoy en día, la cosa ha cambiado mucho. Está claro las gafas han sido de gran ayuda, no hay que dudarlo y en muchos casos han evitado dolores de cabeza. También algunas personas han mejorado su visión, pero en el mejor de los casos, nunca consiguen mejorarla hasta alcanzar lo que sería normal. Esto ya lo decía el Doctor Bates.

Muchas personas, ya sean las que hacen un curso de Yoga Ocular como las que no, me preguntan: “¿me quito las gafas?”, “¿es esto conveniente?”. Pues bien, según el Método Bates, ya simplemente se nota una diferencia en los colores cuando apreciamos un color a través de un cristal cóncavo o convexo. La intensidad del color disminuye… y a partir de ahí va el resto.

Por otro lado, los defectos de refracción no son siempre constantes. Siendo así, si varían las dioptrías a lo largo del día, pero colocamos unas lentes que impidan este constante aumento y disminución en el grado de refracción, parece que estamos impidiendo que los ojos trabajen. Los estamos limitando… así pues, una vez que se comienza a usar lentes, lo normal es que el ojo se acomode y no trate de esforzarse por “ver bien”. Así iremos viendo incrementar las dioptrías de un modo gradual a lo largo de los meses o años, para ir manteniendo el grado de agudeza visual deseado. Esto significa, cristales cada vez más gruesos y menor agudeza sin ellos.

gafas ultima tecnologíaSi hablamos de los cristales en sí, parece que a pesar de los avances tecnológicos, es muy difícil ver con toda la nitidez que nos ofrece el cristal si no observamos el mundo desde el mismo centro de este.Por ello, los músculos externos de los ojos no tienen el tono muscular necesario para que los ojos giren según la necesidad y es necesario el giro de la cabeza para conseguir ver cosas que con un simple movimiento ocular podríamos ver.

Deformación ocular

Deformación ocular

En ocasiones, la curvatura de la córnea nos ofrece una mala visión. Esto se puede dar por la propia deformación del globo ocular debida a la continua tensión de los músculos externos que tienden a deformarlo en forma de melón (miopía) o a achatarlos (hipermetropía). Esta deformación de la córnea podría ser hereditaria y su forma “normal” impide ver más allá, siendo en estos casos conveniente el uso de gafas o bien pasar por quirófano para una operación láser.

Si la vista fue buena y ha ido perdiendo agudeza con el paso del tiempo, no es hereditaria y entonces todo lo que hagamos que no sea una “rehabilitación” será un arreglo temporal.  Si la tensión muscular está deformando tu globo ocular, por más que esté “tallada” la córnea en forma de lente o por más gafas que uses, seguirás perdiendo al mismo ritmo que hasta ese momento.

En Yoga Ocular procuraremos que tus músculos estén tonificados y relajados, practicaremos la acomodación y haremos que seas consciente de que tus ojos son sensibles a las condiciones de tu vida. Crearás hábitos que te impedirán perder visión después de terminar el curso y mantendrás así tus avances.

Así pues, a la pregunta de “¿me quito las gafas?” yo opino que, si haces un curso de Yoga Ocular y tu defecto no te permite ver por ser muchas tus dioptrías, debes empezar por reducir el porcentaje de tu visión con lentes un 10 o 15 %. De este modo, al mismo tiempo que haces el curso, tus ojos comenzarán a trabajar para poder ver este 10 o 15 % que le habrás quitado. Ahora, si no te resulta un problema ir por la calle sin lentes, déjalas en su funda y póntelas para lo imprescindible… conducir, asistir a clase, trabajar… pero si puedes, al salir a la calle… fuera. Verás cómo esto empuja en el avance de tu recuperación visual.

Pregunta a cualquiera que haya hecho el curso lo a gusto que se va sin gafas… ¿te decidirás tú a probar?

Saludos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Información sobre protección de datos: El responsable de este sitio es Berto Alós Matarredona. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado. Los destinatarios de los datos que me facilitas estarán alojados en los servidores de HostEurope, proveedor de hosting de esta web. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos